Cómo hacer una brújula

Coge una aguja de coser. Frótala muchas veces contra el extremo de un imán, desde el ojo hasta la punta. Después de cada pasada, separa bien el imán de la aguja. Corta un disco delgado de corcho. Atraviésalo, o si lo prefieres, encólala o pégala con cinta adhesiva. Coloca el corcho en un plato con agua: la aguja se orientará en el sentido Norte-Sur. Si la tocas con el polo sur del imán apuntará al norte, y viceversa.

[Atrás]